Imprimir E-mail
El Soldado Revolucionario
1921 Tequila Blanco

Los soldados revolucionarios mexicanos tenían una vida muy particular; crearon una forma de vida basada en la lucha incansable de sus ideales, su meta era combatir al enemigo y defender a los campesinos que habían sido explotados durante años. Cuando salían a combatir iban acompañados de sus esposas e hijos, su mejor amigo: el caballo, fiel compañero y testigo de las desgarradoras batallas que enfrentaban, se distraían con mujeres o tomando un buen tequila para olvidar las penas. El fin de la revolución marco el término de estos soldados valientes y entregados, enteramente mexicanos.

La personalidad del soldado revolucionario se fue forjando duramente desde su infancia, por lo general eran personas que habían nacido en condiciones muy difíciles y que en su vida no habían hecho mas que trabajar para comer, esto ayudo a formar un carácter duro y fuerte que era necesario para soportar los largos días de la revolución mexicana, en este contexto, en el que no sabían que les deparaba el destino, aprovechaban los pocos ratos de tranquilidad para hacer fiestas, divertirse con sus mujeres y no podía faltar su combustible vital, el tequila.

Es por eso que nuestro 1921 Tequila Blanco tiene la imagen del soldado revolucionario, esos soldados anónimos de temperamento fuerte que lucharon por defender sus ideales y crearon una forma de vida única e irrepetible en la historia.